Cargando Cargando

El Research and Education Center de IED celebra la primera cumbre de RE-FREAM; un programa internacional que vincula moda e investigación tecnológica

IED Madrid, a través de su centro de investigación IED REC, es partner de uno de los proyectos de investigación e innovación más relevantes del momento, RE-FREAM, parte del programa europeo Horizon 2020. RE-FREAM crea un espacio de co-investigación y co-creación entre artistas y científicos apoyado por los laboratorios de tecnología punta más avanzados del mundo. El IED reunirá en su sede del Palacio de Altamira las 10 propuestas ganadoras, en un programa integrado por figuras internacionales de alta expertise y relevancia.

El Research and Education Center (REC) de IED celebra por primera vez, el próximo 27 de enero, la Fashion and Technology Summit, una cumbre internacional que, en el marco del proyecto europeo Horizon 2020, propone vincular, de manera práctica y concreta, moda e investigación tecnológica de vanguardia. El encuentro de artistas, creativos, científicos y tecnólogos es una de las piedras angulares del proyecto Re-Fream, una iniciativa de IED para repensar los procesos productivos de la industria de la moda, explorar nuevos materiales y aplicar la innovación técnica más puntera a los sectores creativos del diseño.

“En IED, y concretamente desde el REC, estamos comprometidos para generar una nueva metodología colaborativa que una, confronte y vincule, dos universos que todavía no están plenamente en contacto: el de los creativos con el de los ingenieros, diseñadores con tecnólogos - explica Isabel Berz, responsable del Research and Education Center de IED- que reinvente los sistemas de producción, aún tradicionales, de la moda, que revolucione la educación y suponga una auténtica apuesta de futuro para una moda sostenible y comprometida”.

Este encuentro de artistas, científicos e investigadores se orquesta, así, en dos momentos. Ocho grandes laboratorios de investigación tecnológica puntera (entre ellos, el Fraunhofer Institut alemán y el israelí Stratasys, líder en impresión 3D de vanguardia y responsable de proyectos tan interesantes como los liderados por la arquitecto y profesora del MIT Neri Oxman) presentarán sus líneas de investigación y sus prototipos: las áreas de innovación clave que marcarán las grandes macrotendencias del próximo cuarto de siglo. A continuación, los ideadores de los 10 proyectos premiados, que actualmente están ya colaborando con estos laboratorios, presentarán el estado de prototipado, las primeras betas y el grado de evolución de sus 10 punteros proyectos. Todos ellos estarán presentes en Madrid para presentar sus realizaciones.

Así, por ejemplo, jóvenes diseñadores como la artista china afincada en Berlín, Youyang Song, el sardo Fabio Molinas o el creativo holandés, establecido en Arnhem, aunque de ascendencia española Jef Montes, presentarán sus ideas que profundizan el uso de nuevos materiales en moda. Song estudia el uso de productos biodegradables (como residuos alimentarios, cáscara de plátanos, peladura de naranja, leche de soja, algas…) para manufacturar textiles de alta durabilidad, infraestructuras públicas componibles o accesorios interactivos. Molinas elabora productos de marroquinería (calzado, bolsos, etc) en “piel ecológica” que usa los desechos del corcho empleado en la industria vinífera como materia prima. Montes, con el proyecto Marinero, de gran impacto estético, crea bovinas de hilo a partir de plástico recolectado de los océanos y algas y emplea este material para realizar una indumentaria viva que se adapta a quien la viste.

Otras propuestas reinventan el ciclo productivo de la moda y tratan de bloquear el alto impacto ecológico y económico del Fast Fashion y su deslocalización productiva, invirtiendo en nuevos procesos productivos. Así el modelo de FabLabs de la joven diseñadora Francesca Elisabeth Jayon propone establecer micro centros productivos en las grandes ciudades que trabajen con una plantilla universal de patrones accesible mundialmente. WeAreAble, de la diseñadora Ganit Goldstein, formada en la Universidad de Tokyo, aplica un software de diseño paramétrico en 3d para escanerizar el cuerpo e imprimir vestidos que se ajusten a cada persona. Digital Vogue, de la austriaca Julia Koerner, mimetiza y traduce los patronos naturales en algoritmos para la impresión tridimensional de nuevas fibras. Y Yokai (fundada por Michael Wieser y Viktor Weichselbaumer) produce y utiliza autómatas y robots desarrollados para la industria textil.

Una moda comprometida con la salud es la que proponen proyectos como el de Giulia Tomasello, que diseña un bio-sensor no invasivo para detectar infecciones vaginales; LoveWear de Witsense Team (Emanuela Corti e Ivan Parati) que proponen tanto una ropa interior inteligente con inserciones inflables como una indumentaria con sensores que puede aplicarse en la terapia para personas diagnosticadas con TEA. O los prototipos de Jessica Smarch, que proponen una vestimenta útil en la rehabilitación de personas que han sufrido accidentes cardiovasculares: Constructing Connectivity

 

Por cuestiones de aforo es necesario confirmar la asistencia en este enlace.